Català  |  Castellano
{ Recuperar Contraseña }
Estás en  |  Inicio  |  Noticias  |  Detalle noticia Buscar

Noticias

Los seis Centenarios
publicado el 03/06/2011

El pasado 23 de marzo del Ayuntamiento de Barcelona otorgó a diez comercios de la ciudad los galardones a los comercios centenarios. Seis de estos diez comercios forman parte de la Asociación de Comerciantes de Sarrià.
El ayuntamiento de Barcelona rindió un merecido homenaje a diez comercios centenarios de la ciudad, y lo hizo colocando sendas placas distintivas, que premian estos comercios y recuerdan a los vecinos y vecinas que éstos tienen más de cien años de historia.
Tal y como ya pudimos mencionar en La Voz de Sarrià del mes de Mayo, la Asociación de Comerciantes de Sarrià (ACS) tuvo una presencia muy destacada, ya que seis de los diez establecimientos galardonados en esta categoría (la de centenarios) forman parte de la ACS. Esta es otra muestra de la importancia que tiene el comercio de proximidad en nuestro barrio, que se ha convertido prácticamente una tradición desde hace ya muchos años, más de cien. Además, muestra como nuestro eje tiene un peso tradicional en el comercio de toda Barcelona, ya que más de la mitad de los comercios centenarios los encontramos aquí, muy cerca nuestro.
Los comercios de la ACS que recibieron los galardones fueron: Antigua Casa Jové; Alimentación Ripoll; Colchonería Mota; Antiguo Rafael; Cestería y Espardenyeria Enrique Castillo y Pastelería Foix.
Antigua Casa Jové
Fundada en 1874 por el señor Francesc Jové, también conocido en el pueblo como El señor de Sarrià por su popularidad, este comercio inicialmente fue una fontanería, que se encargaba de garantizar que todos los vecinos de la villa pudieran disfrutar de instalaciones • instalaciones eléctricas, alumbrado o instalaciones de gas, entre otros.
Con el paso de los años la fontanería fue evolucionando, ya que empezó trabajando el hierro y el zinc y terminó creando las instalaciones de luz y de gas. La popularización del uso de la electricidad a finales del siglo XIX y principios del XX hicieron que la Casa Jové asumiera las tareas de 'farolero', encargado de encender las farolas por la noche.
Con todo, a mediados del siglo XX el establecimiento hizo un cambio de rumbo, dado en parte por la modernización de los tiempos. En 1966 fue nombrada servicio técnico oficial de Saunier Duval, y pasó a dedicarse de forma exclusiva a este trabajo, dejando de lado las instalaciones de alumbrado.
Hoy en día, aparte de ser uno de los comercios centenarios, cuenta con un gran reconocimiento en el barrio. Su sede, ubicada en el número 69 de la Calle Mayor, estuvo remodelada de nuevo en 1999 pero conserva la estructura antigua, de la fontanería que fue el siglo pasado.
Colchonería Mota
Fundada en 1948, la Colchonería Mota es uno de los comercios más antiguos de la ACS. Aunque según la documentación encontrada, el ayuntamiento de Barcelona considera que fue creada en el año 1896.
En cualquier caso, éste se trata de un negocio familiar, iniciado hace cinco generaciones de colchoneros, los Mota, que continuaron y perfeccionar la creación del colchón original, que era el de lana.
En todos estos años la evolución del negocio ha sido muy grande, teniendo en cuenta que las evoluciones en la técnica han permitido crear colchones de muchos tipos diferentes. Originariamente se trataba de una tienda de barrio que ofrecía colchones de lana, pero actualmente se trata de una tienda de dos pisos con una gama de artículos para el descanso y la puericultura muy grande. Además, ofrecen asesoramiento de primer nivel para garantizar el confort de sus clientes.

Casa Rafael
Fue fundada en 1873, y en estos 138 años de historia se ha mantenido como uno de los lugares más reconocibles en Sarrià para ir a comer.
Inicialmente se trataba de una pequeña bodega, pero con el paso del tiempo los propios clientes comenzaron a demandar la creación de tapas y pequeños aperitivos para acompañar el vino. Así pues, se empezaron a utilizar las clásicas tapas de bar, como los caracoles o los callos.
Sin embargo, con el paso del tiempo esta bodega pasó a ser una taberna, donde ya se servía comida de una forma asidua. Finalmente, de la mano del abuelo Rafael y posteriormente de sus hijos, se acabó creando el restaurante, tal y como es hoy en día. Se crearon las reformas necesarias y se convirtió en un restaurante de carta, donde no sólo se puede ir a comer tapas, sino que se pueden hacer las comidas clásicos, como en cualquier restaurante.

Cestería Castillo

Fundada en 1830, esta cestería / alpargatería fue creada por la necesidad de estos productos antigua villa de Sarrià, que no contaba con ningún establecimiento que ofreciera este tipo de servicio. Por este motivo se creó esta tienda, en los años treinta del siglo XIX.
A diferencia de otros comercios, éste ha mantenido el carácter tradicional y no ha sufrido una gran cantidad de cambios, aunque se ha tenido que adecuar a los nuevos tiempos, sobre todo en cuanto a los cánones estéticos imperantes en cada época.
Así pues, lo único que actualmente no se hace y que sí se hacía en los inicios del negocia es el mantenimiento y custodia de alfombras y moquetas. Aparte de esto, también se hacían palmas y palmones de forma artesanal, pero actualmente no.
En definitiva, este es un comercio bastante tradicional, que se ha ido adaptando a los gustos de los Sarrià, y que actualmente ofrece cestas, alpargatas, reparaciones de sillas naturales, cuerdas o escobas entre otros.

Alimentación Ripoll
Fue fundada en 1870, y era un establecimiento dedicado a la venta de comestibles, sobre todo en cuanto a la venta de conservas. Este es un hecho destacable, ya que a mediados del siglo XIX e inicios del siglo XX no existía la capacidad de conservar los alimentos con cámaras frigoríficas como en la actualidad.
Así pues, Ripoll se encargaba de ofrecer esta posibilidad a la gente de Sarrià, que podían encontrar todo tipo de conservas, aparte del producto fresco, muy importante en ese momento y muy importante en la actualidad.
La evolución técnica ha permitido, sin embargo, que la tendencia sea la inversa que en el siglo XIX, por lo que ahora lo más preciado son los productos frescos. Así pues, la oferta de productos frescos ha aumentado de forma considerable, haciendo que la venta de conservas sea de un carácter más residual. Con todo, se trata de otro de los establecimientos emblemáticos, como todos los centenarios.

Pastelería Foix
La pastelería Foix se inauguró en 1886, de la mano del matrimonio entre José Foix y Paulina Mas. Probablemente se trate de uno de los más conocidos del barrio, debido a la importancia del hijo de los fundadores, Josep Vicenç Foix, poeta, periodista y ensayista que fue uno de los escritores más destacados de las vanguardias literarias catalanas.
La figura del poeta, pues, está indudablemente vinculada a un comercio que comenzó siendo un horno donde, además de pan, se venía cerería, especies y víveres diversos. Sin embargo, con el paso de los años se fue adaptando a la forma de los hornos actuales, y se centró en la venta de pan y, sobre todo, pastelería.
Las especialidades de la casa tienen un origen muy tradicional, pero cada vez los procesos técnicos empleados son más actuales e innovadores. Aparte de eso, las materias primas que utilizan son todos del país, lo que hace que a menudo cueste encontrar y tengan que ir a pedirles directamente a campesinos que las encuentran en bosques o campos baldíos.
En definitiva, se trata de una pastelería que combina a la perfección los postres más tradicionales con materiales nuevos y, en algunos casos, exóticos. Han sabido importar, además, técnicas de pastelería de otros lugares de Europa para llevar a cabo especialidades panaderas como el panettone, el sacher, el stolen y el strudel.

1) La pastelería Foix se inauguró el 19 de marzo de 1886

2) El fundaron el matrimonio Josep Foix i Ribera y Paulina Mas Rubinat.

3) Antiguamente se vendía cerería y como en muchas tiendas de pueblo en aquellos tiempos especies y víveres.

4) Nuestras especialidades, de nombres antiguos y tradicionales, son elaboradas con los procesos, técnicas y texturas innovadas constantemente, manteniendo la imagen de tradición e innovación, valiéndonos siempre de las frutas y de las primeras materias del país, productos difíciles de encontrar en los mercados y que los tenemos que pedir a campesinos que se encuentran en el bosque o en campos baldíos.


Fundació Barcelona ComerçAjuntament de Barcelona Promoció EconòmicaGeneralitat de Catalunya
© Eix Comercial Sarrià, 2018. Todos los derechos reservados  |  Contactar  |  Nota Legal  |  Mapa de la Web  |  RSS
diseño: dommia
Diseño Web
Dommia Soluciones Internet
c/ Lepant, 326, Entlo. 1, Desp. 2
08025 - Barcelona
Tel. 902 024 678 | +34 936 241 455
Portfolio visible en: www.dommia.es